Ya tengo la moto!!!

Hola a tod@s!

Por fin ha llegado el día, después de 96 días sin mi moto, ya está reparadaaaaa :DDD

Hoy quería escribir un artículo sobre qué le pasó a la moto, cómo ha sido el proceso, cuánto me ha costado la reparación, etc. y contestar a algunas preguntas que me habéis ido haciendo a lo largo de estos 3 meses de agonía total por las dichosas válvulas jaja

¿Qué le pasó a Falcon?

El 17 de junio la moto petó, ahogada, con un pérdida de aceite de un cilindro y un ruido nada bonito. Unos días después escribí una entrada con lo que pasó y sabía en el momento, que podéis consultar aquí: Me quedo sin moto. Antes de que me pasara esto no noté absolutamente nada raro. De hecho, hice la motovolta (+500kms) y mi viaje a Madrid (+1200kms) las semanas anteriores y todo fue de fábula, revisada antes y después. Tenía 90.500kms cuando pasó, una moto del 2009.

Lo que nos encontramos al abrir el motor fue un destrozo de nivel fatality total: pistón roto, todos los tubos llenos de chatarra, una bujía prácticamente soldada a la culata… y una válvula rota. Los primero que pensamos fue que, por algún motivo, la válvula se había aflojado, había caído de su sitio y al tocar ya mal con el pistón, se había roto, provocando una descompensación del motor que lo mandó todo a la mierda. Por lo tanto, pensamos que era un problema de los muelles que sujetan la válvula, que no hacían la fuerza suficiente y por eso se había aflojado y caído. Así pues, empezamos a investigar en esa dirección (hablar con Kawasaki, ver las referencias, etc.).

En cualquier caso, el diagnóstico fue cambio de motor, porque no era salvable, el destrozo era demasiado grande. Llegué a un acuerdo con mi padre para que me arreglara la moto, con la condición de que no le metiera prisa y empezamos el proceso de desmontar todo.

Kawasaki no responde

En estas que me dispuse a hablar con Kawasaki para intentar conseguir que se lo miraran y se hicieran cargo de una parte, ya que no estábamos delante de un mantenimiento malo por mi parte ni nada así, sino más bien del fallo de una parte interna del motor que vendría así de fábrica. Del mail del servicio técnico me mandan contactar con un concesionario oficial.

Pues bueno, llamé a Máquina Motors, conocido concesionario oficial Kawasaki, y me dijeron que para mirárselo tenía que cumplir uno de estos requisitos: haber sido la única dueña de la moto o haberla llevado a revisar a concesionario oficial. Yo no cumplía ninguna y al parecer la moto tenía muchos kms, así que me dieron puerta sin siquiera ver fotos o la moto. Una parte de mí lo entiende porque por algún sitio tienen que filtrar, pero me jode porque es pasta y no es nada que sea culpa mía, ya sabéis que tanto yo como mi padre la tratamos súper bien… En ese momento no tuve energías ni paciencia para pelearme con Kawasaki y tiramos adelante por nuestra cuenta.

Motor nuevo

Decidimos comprar el motor de segunda mano y, después de darme plantón un vendedor y de dejarme la oreja durante dos semanas llamando a desguaces donde solo tenían motores por piezas, encontré mi nuevo motor en: Guadalajara. Me alquilé un coche y me pegué el viaje hasta allí en un día para conseguir un motor con 20k en muy buen estado por 800€.

La investigación interminable

Entonces escribí un mensaje al servicio técnico de Kawasaki para ver si me podían por lo menos ayudar a entender el problema ya que, aún teniendo un motor «nuevo», si el fallo era de fábrica nos encontraríamos con lo mismo. A parte de perder mis emails por el inbox (o eso me dijeron), donde les comentaba que era algo relacionado con los muelles y las válvulas, lejos de orientarme en la resolución del problema, se limitaron a redirigirme a una página con las referencias de las piezas de mi moto y poco más.

A mi padre había algo que no le cuadraba de toda la historia y decidió investigar más por su cuenta, preguntando a otros colegas mecánicos y talleres, hasta que por fin (como 2 o 3 semanas después) consiguió hablar con el jefe de taller de Máquina Motors, que fue quién nos dijo que era un tema de las válvulas, no de los muelles. Siguiendo en esa línea encontré un montón de casos en internet, foros llenos de gente afectada por el «problemita» de las válvulas defectuosas del modelo er6. Solución «fácil»: cambiar las válvulas.

Cambiando las válvulas

Para curarnos en salud y evitar que se repita el problema, cambiamos las válvulas del «nuevo» motor. Esto requiere abrir el motor, desmontar la culata, retocar el asiento de válvulas, hacer el reglaje… es faena minuciosa que hay que saber hacer con mucha exactitud. Lo malo de esta parte es que nos pilló agosto y perdimos mucho tiempo en que Kawasaki nos sirviera las piezas, con el consiguiente desespero de todos xD pero bueno, fue todo bien, excepto el reglaje, donde tuvimos algún problemilla con el medidor y tuvimos que repetirlo, pero al final quedó bien. Comprobada la compresión de los cilindros y que el motor funcionaba correctamente, lo montamos en la moto y ahora Falcon está viva 🙂

¿Qué me ha costado arreglar la moto?

Teniendo en cuenta que NO he pagado mano de obra porque gracias a dios mi padre es mecánico, me he gastado 1300€ en total.

Motor y gastos del viaje: 800€

Válvulas, retenes de válvula, junta de culata y muchas pastillas de reglaje: 470€

También hicimos cambio filtro de aceite y de cable de embrague: 30€

Decidí arreglarla porque este coste es el que me podía permitir a pesar de tener que esperar más tiempo. Teniendo en cuenta que pagué 2500€ por la moto, no hubiera tenido ningún sentido arreglarla por más pasta, y estoy segura que la mano de obra de hacer todo esto no hubiera sido precisamente barata.

¿Cómo he vivido yo todo esto en lo personal?

Pues bastante peor de lo que os hice saber a través de las redes. El primer mes lo pasé especialmente mal por varias razones. La primera, más allá de lo emocional de no tener a mi niña, me afectó a mi día a día porque la necesitaba para trabajar, y mi vida y mis horarios estaban organizados alrededor de los desplazamientos en moto. Eso me obligó a hacer muchos cambios y a estresarme un poco para reorganizar mi vida. La segunda, fueron semanas caóticas con poca información sobre el problema y la solución, solo con malas noticias respecto a los daños en la moto. Y tercera, cuando finalmente supimos lo que era y que había que cambiar motor, habiendo hecho 4 números fue un palo económico en mal momento que también me costó de llevar.

Por suerte las siguientes semanas fueron a mejor y gracias a Jordi de Motos Santa Eulàlia y a mi amigo Esteve, tuve moto durante unas semanas. Podría decir que la parte «positiva» de todo esto es que pude probar la MT07 y la KTM exc450 supermotard, aunque nunca acabas de ir tranquila con una moto que no es tuya, por mucho que las dos me encantaron <3 El mes de en medio fue de resignación y esperanza de tener la moto en septiembre y poder aprovechar el último mes de verano.

El último mes fue de desesperación, porque era agosto y no nos servían piezas, todo tardaba mucho y no fueron más que complicaciones. El medidor del reglaje de válvulas estaba mal y tuvimos que repetir reglaje, comprar más pastillas, repetir…cada semana que pasaba me prometían que a la siguiente iba a estar, y así se alargó más de un mes. Al final me acostumbré a no tener moto y a usar el transporte público, donde saqué el lado positivo y aproveché para trabajar o desconectar un poco.

¿Y ahora qué?

Pues ahora voy a intentar por todos los medios que Kawasaki me haga caso y reconozca el problema, y si me pagan la reparación ya sería la hostia, pero por lo menos que no engañen a la gente porque está internet lleno de foros y de casos de gente de todo el mundo a la que le ha pasado lo mismo, pero en España no hay criterio único porque no se ha reconocido el fallo públicamente, sino que se van tratando los casos uno por uno y en silencio. Me parece totalmente negligente, irrespetuoso y rancio por parte de una gran marca como es Kawasaki, así que espero que me escuchen y todo esto quede como una anécdota más, porque me gusta la marca, estoy en un equipo de Dirt Track y Resistencia de la marca, y me gustan sus motos. Veremos.

Además, estoy investigando el problema de las válvulas para poder daros información cierta y comprobada a l@s que me estáis preguntando si vuestras motos están afectadas y cuál es el procedimiento. Haré un vídeo/post sobre el tema en cuanto tenga información comprobada 🙂

 

Solo me queda agradeceros a tod@s el apoyo que me habéis dado en este tiempo, sé que el problema de las válvulas ha sido sufrido por tod@s y me ha alegrado mucho leer vuestros mensajes de ánimo cada día 😀 tengo que dar las gracias también a mi familia y amigos más cercanos, que me han visto pasarlo bastante mal y han estado ahí también, y, cómo no, a mi padre, sin el que nada de esto hubiera sido posible y ahora tendría una T-10 como moto, en vez de una súper er6f con el motor nuevo 🙂

4 Comentarios

  1. Oleee!!! Esa falcon como mola se merece una olaa!! Siento que lo pasaras tan mal, no hubiera estado mal desfogarte con algun amigo, por ejemplo un servidor jejejeje. Deseo que tengas miles de km por delante con la moto. Y me alegro mil que estes mejor.

  2. todo tiene un para que yo empece a seguirte a poco de tener la moto estropeada por instagram ,pero quizas eso me ha hecho ver una persona que comparte viajes y experiencias y no la típica ins de postureo solamente me encanta tu blog y como cuentas tus experiencias con el mundo la moto,gracias por compartir estas pasión por las dos ruedas

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.