Vuelta a Mallorca

 

 Vuelta a Mallorca
 Kms 300 kms
 Tiempo Día 1: Palma-Alcúdia (6h): incluyendo la comida, la carretera y cala de Sa Calobra y paradas para fotos.
Día 2: Alcúdia-Palma (6h): incluyendo visita a las Coves dels Hams, la comida y el incidente de la abeja
Dificultad Palma-Alcúdia: muy técnico. Muchas curvas cerradísimas y con pendiente. Carreteras en mal estado.
Alcúdia-Palma: muy fácil. Carretera llana con curva abierta y buena visibilidad.
 Puntos Taverna Palma: Bar sense món *Para tomar “pomada”: Can Angel
Ensaimadas en Palma: Ca’n Joan de S’Aigo / Forn Nou
Restaurante en Deià: Las Palmeras
Restaurante en Alcúdia: Sa Mossegada
Restaurante en Porto Cristo: El Patio
 Archivos Descargar archivos gpx

 

Hola a tod@s!

Hace muchos días que no cuento nada, pero no penséis que tengo la moto aparcada 😉 hoy explico la ruta que hice por Mallorca el fin de semana pasado durante mis mini vacaciones en la isla (sí, el trabajo es lo que no me ha dejado tiempo para escribir este mes). En este viaje pude hacer carreteras increíbles, así que espero que la crónica sirva para que os animéis a cruzar el charquito y rodar la isla, que vale mucho la pena!

La moto

Me hubiera encantado haber podido hacer este viaje con mi pequeña Helga, pero por el tema logístico del ferry (hay pocos horarios y no valía la pena el ajetreo para 2 días), decidí dejarla en casa y alquilar una moto allí, que fue una KTM Duke 125. Los que me conocéis sabéis que no tengo simpatía por KTM por dos motivos: 1) la estética simplemente no me gusta; ni la combinación de colores, ni la tipografía de las letras, ni el chasis, nada jaja 2) me pareció fatal que nos les dieran las motos a Ewan McGregor y su amigo en el programa The Long Way Round (el cual recomiendo). 20170220_163915-01Ambas razones nada tienen que ver con la calidad técnica de la maquinita, de la que no puedo decir más que cosas buenas, pues me llevé una gran sorpresa porque me encantó conducirla.

Para empezar, la sensación general me recuerda más a la cbf500 que llevo en la autoescuela (todavía T_T) que a mi querida Honda. Es más robusta, más moto. Tiene 6 marchas, a diferencia de la mía, que tiene 5, y supongo que eso hace que el motor vaya mucho más fino, y puede estirar unos 10kms por hora más sin grandes vibraciones. Por otro lado, es súper cómoda y muy divertida de conducir, se plega fácil (dentro de lo que yo puedo plegarme jaja), pero hace caso rápido y es muy manejable. Le doy un 10 como 125, pero un 5 en estética jijiji

La ruta

Antes de nada tengo que aclarar que la ruta fue, en parte,  improvisada. Antes de irme no tuve tiempo de mirarme las carreteras ni hacer ningún track para poner en el gps, así que al llegar allí miramos el mapa con mis amigos, que ya habían hecho algunos kms por la isla, y decidimos un poco «sobre la marcha». Dicho esto, me fui con una única carretera indispensable en la cabeza: Sa Calobra.

Pero vamos a empezar por el principio. Decidimos hacer la ruta en el sentido de las agujas del reloj porque el primer día teníamos más tiempo que el segundo y yo sabía que tanto la ruta por curvas como la correspondiente sesión de fotos iba a ser intensa ;P La subida hasta Esporles fue una manera de despertarse de golpe. Muchísimas curvas cerradas con pendiente fuerte por una carretera cuyo asfalto dejaba bastante que desear. Aún así, el paisaje, increíble, con los primeros cerezos en flor del año, vale muchísimo la pena. El tramo hasta Deià es bastante más tranquilo y las vistas hacia el mar tras el cambio de vertiente hacen que la llegada al pueblo te deje sin aliento, al tener en el mismo plano en bajada las montañas, el mar y muchos pueblecitos esparcidos por el mapa.

img-20170219-wa0014-01Tras cargar pilas en Deià vino otro tramo como el primero, con curvas en subida a muerte, esta vez con  el asfalto en mucho mejor estado, un trazado muy técnico pero a la vez divertidísimo donde pudimos jugar un poco más con la moto. Me sorprendió muy gratamente el paso por el Pantà de Gorg Blau, absolutamente precioso, para el que hay habilitado un pequeño mirador después del túnel, si no recuerdo mal. Siguiendo la carretera llegamos al momento álgido de la rutaza.

Sa Calobra

Cuando mi amigo Óscar me habló de ella y vi una carretera sinuosa, elegante, atrevida, en medio de la sierra de Tramuntana, no me lo pensé dos veces. Al más puro estilo «puerto de los Alpes», la historia empieza fuerte, con la carretera cerrándose sobre sí misma, haciendo una lazada con cierta pendiente, que te abre las puertas a 9km de diversión asegurada. Hay curvas de todos los tipos: abiertas, cerradas, con pendiente, llanas… tanto de subida como de camino a la playa es una gozada darle al gas en un entorno así, donde de nuevo estamos rodeados de montañas pero vamos viendo el mar a medida que nos acercamos.

Resultat d'imatges de nus de sa corbataimg-20170220-wa0012-01

Por otro lado, la aventura de Sa Calobra no acaba ahí porque, si bajas hasta el final (hay un párquing de coches que parece el final de la carretera, pero las motos lo podemos cruzar), llegas a una especie de mini puerto donde hay una zona habilitada para aparcar la moto a mano izquierda. A parte de ser precioso y encontrarse en una cala natural con un montón de bares donde tomarte algo justo enfrente del mar, si sigues a pie el camino de la derecha, te lleva a dos mini túneles (iluminados) que cruzan las rocas y dan a otra cala pequeña (esta sin restaurantes). Se trata de una playa de piedras, donde el agua es cristalina y, al ser también el final de un torrente (medio seco), hay mucho espacio en la cara de montaña donde la gente paseaba al perro o simplemente daba un paseo. Un lugar escondido pero digno de visitar, lo encontraréis como «Torrente de Pareis».

20170219_174250-01La ruta de descenso hasta Alcúdia, donde pasamos la noche, ya fue más tranquila aunque las curvas no paran, pero se pasa a un terreno cada vez más llano donde las curvas son más rápidas y con mejor visibilidad. También es cierto que es la parte donde encontramos más tráfico, así que no pasarse con la velocidad! La bajada deja imágenes como esta.

El segundo día fue un cambio radical en cuanto a ruta, dado que no teníamos ni idea de por dónde ir y sabíamos que, al ser lunes, quizá habría bastante tráfico por esa parte de la isla, así que improvisamos totalmente, pero decidimos que queríamos ir a Porto Cristo para ver unas cuevas de las que nos habían hablado. El trazado transcurre por terreno totalmente llano, con carreteras estrechas, pero con vistas agradables sobre la sierra de 20170220_130912Tramuntana, que dejamos atrás. Aquí debo admitir que nos perdimos un poco y nos comimos bastante parte de autovía hasta Porto Cristo. No obstante, las cuevas valieron muchísimo la pena, pues son de una belleza inconmensurable, tremendamente hermoso este capricho de la naturaleza.

Conclusión

La conclusión es que tenéis que ir a Mallorca jaja La verdad es que no había ido nunca, quizá por los prejuicios de que es un sitio masificado, o simplemente por ignorancia total de la belleza que esconde la isla. No sé cómo es en verano, pero os puedo asegurar que en esta época del año es ideal, ya que no hay demasiados turistas y el tiempo acompaña bastante para poder disfrutar las pedazo de carreteras que tiene! Así emblemática estilo puerto de montaña solo hice Sa Calobra, pero he estado cotilleando en instagram y parece que hay más joyas escondidas… quizá tenga que escaparme de nuevo a explorar la isla!

**las dos fotos de sa calobra no son mías. La primera es de mi amigo Andrew y la segunda es de mypictures4u.com

1 Comentario

  1. No sé si es buena idea meterte con la estética de las ktm! Pero para gustos… aún así qué importantes son eso 10km/h en un a 125 verdad?
    Después de leer este último capítulo de tu historia motera tengo que admitir que Mallorca queda apuntado como objetivo motero.
    Gracias por compartir tus experiencias con tanta sinceridad y frescura. Vssssssssss

1 Trackback / Pingback

  1. La Helga en la Rider500! – La noia de la moto

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.