Offroad por primera vez!!

 

Hola a tod@s!

Madre mía qué semana más intensa de motos, casi no tengo tiempo de contároslo todo en su momento! Hoy os traigo la crónica de un día muy muy especial que fue el de ayer haciendo offroad por primera vez con mis amigos Lluís y Ferran en Santa María de Meià. Agarraos que vienen curvas 😀

La ruta hasta Santa Maria de Meià   

Me desplacé hasta este pueblo de La Noguera porque allí tienen ellos las motos y conocen ya algunos caminos donde perderse con ellas <3 Como siempre, voy a empezar por el principio, porque si digo que ayer fue un día completo, me refiero a que no solo hubo offroad; ya de buena mañana me pasó de todo!

Como veréis en el mapa de la ruta, subí evitando autovías para empezar ya el día bien con curvitas. Todo bien, lo típico a esas horas de la mañana (las 7h), un poco de fresquillo y algo de humedad, hasta que me desvié de la N340 para dirigirme a Sant Sadurní d’Anoia…  en cuanto entré en esa nueva carretera, el ambiente se volvió muy frío y se hizo una niebla espesa como no había visto nunca antes, a la vez que la humedad aumentó hasta el punto de quedarme mojados la moto y los guantes. No veía nada a más de medio metro, y a la que me di cuenta se me habían empañado los retrovisores y la visera: iba a ciegas, por una carretera de curvas. Disculpadme la expresión, pero me acojoné (y mi imaginación no ayudó colocando algunos dementores en el ambiente jaja). Me dije a mi misma “bueno, se puede hacer, solo tienes que ir mucho más lenta y con más cuidado, frenando un poco con el de atrás e intentando leer la carretera” (para lo que tuve que levantarme la visera y hacer todo el tramo sin ella, con el aire fresquito, y con mis gafas medio empañadas también). El momento de susto máximo fue cuando vi aparecer una furgoneta sin luces. Repito: SIN LUCES. ¿¡A quién se le ocurre!? Pero si no se veía nada!! Por gente así de descerebrada hay tantos accidentes… *momento de indignación* Pero bueno, finalmente terminé la carretera y ya vi un poco más la luz, aunque tuve que pararme a limpiarme la visera porque se habían quedado todas las gotitas puestas.

Sobre el siguiente tramo (Sant Sadurní-Artesa de Segre) quería comentar que, a pesar de ser una carretera bastante recta, el paisaje es increíble y se agradece no tener que estar pendiente del volante y poder disfrutar de las vistas de los campos. Como empecé a ir en moto en verano no sabía lo que era conducir en primavera (próximamente vendrá una entrada sobre eso) y ver las florecillas al lado de la carretera y los campos y árboles en flor es una espectáculo de la naturaleza digno de ver 🙂

Enduro y trial

Bueno, hecha la introducción, vamos al meollo del asunto!!! Antes de nada decir que como equipación me llevé la misma que uso en carretera, con protecciones, pero me compré un casco y unas gafas de offroad por wallapop, por eso de ver si me gusta y luego ya me gastaré el dinero xD Al respecto tengo que decir que lo suyo es hacerlo con ropa ligera y súper transpirable, con un buen kit de protecciones de estas que vienen cosidas a una rejilla, y rodilleras a parte con un buen pantalón. Sudé lo que no está escrito con la cordura!

Lluís me había repetido muchas veces las marcas y estilos de moto que tenía, pero no conseguí recordarlos, así que ayer fui sin saber muy bien qué motos me iba a encontrar 😛 para empezar me propusieron una moto más de enduro, una Rieju Drac del 90′!! 50cc si no recuerdo mal (un poco trucada jiji), que creo que conseguí arrancar solita un total de 2 veces xD Creo que el gran descubrimiento del día fue que arrancar una moto sin botón es una tarea que requiere cierta práctica y destreza, de la que yo carezco totalmente xD El pobre Ferran me tuvo que arrancar la moto cada vez que se me paraba… en parte porque la palanca me quedaba muy arriba, y yo no podía levantar la pierna tanto como para darle con al suficiente fuerza sin irme al suelo. Un espectáculo!! La Rieju iba bien a revoluciones altas, y se moría muy rápido en los bajos, había que mantenerla bien! Le di unas vueltas de adaptación por el pueblo y luego salimos a campo abierto. Al principio me dio miedo levantarme del asiento, y ya no os digo lo que tardé en poder cambiar de marcha estando de pie jaja pero todo a su tiempo! Después de las vueltas de rigor al campo para hacerme al tacto, Lluís se vino arriba y nos llevó hacia una subidita con piedras y tal, de esas que alguien como yo ve, se asusta y suelta el gas xD y bueno…previsiblemente me fui al suelo en esa subida (caída nº1). No sabemos si la caída anegó la moto o qué, pero luego no pudimos arrancarla y Lluís tuvo que cambiarle la bujía.

Mientras él se peleaba con al bujía, Ferran y yo cogimos las motos de trial y nos fuimos otra vez al campo. Esta vez llevé una Gasgas JT25 de 250cc. Vaya trasto!!!! A puntita de gas ya veía que eso corría de verdad, pegaba unos tirones guapos guapos, de estos de que si te despistas de desnucas xD Me costó cogerle el truco a la potencia y al hecho de tener que ir de pie, pero es que la moto está hecha para eso, es muy raro apretar el freno o el embrague estando sentado, es incluso incómodo. Pues nada, si hay que ir de pie, se va, que para eso hemos venido 😀 después de algunas vueltas me sentí bastante a gusto y nos metimos por un circuito de enduro que hay detrás del pueblo. Yo le llamo así pero no estoy segura de lo que es xD En lo que viene a ser el campo había marcado un caminito con curvas, subidas y tal, que pinta que es para entrenar enduro. Lo fuimos siguiendo, yo iba delante y Ferran detrás con la cámara, de manera que no podíamos comunicarnos mucho y, dado que yo no me conocía el terreno, fui siguiendo el caminito, hasta que llegó la gran bajada de piedras, inevitable, empinada a más no poder y con pedruscos de los que te quitan el aliento. Pero bueno oye, todos me dijisteis que ante la duda, gas, y como tampoco tenia escapatoria, pues me cogí fuerte al manillar, me eché para atrás y encaré la bajada. Y qué pasada!!!!! Ahí me di cuenta de lo importante que es la posición del cuerpo y cómo acompañes el movimiento de la moto, tanto con las piedras como en al recepción de la bajada. Me encantó la sensación. Entonces tuve otro momento de euforia motoril y me dejé engañar por Ferran, que me propuso subir la pendiente en la que me había caído con la Rieju, pero con la Gasgas. Al principio dije, ni de broma, que me caigo, pero luego pensé “eh, llevas una moto de trial, si te caes con esto apaga y vámonos, solo hay que darle gas”. Y no veas si tenía razón, eso sube solo! Lo disfruté muchísimo y pasamos varias veces, hasta que me sentí confiada como para la hacer sesión de fotos de rigor jaja

        

Después de comer hacía un sol de justicia y decidimos esperar a que hiciera menos calor para que no nos diera un soponcio ya que, no sé Ferran, pero yo hiperventilaba en cada pendiente y se me empañaban las gafas xD Hacia las 5-6 de la tarde cogimos las motos de nuevo. Yo me había acostumbrado a la Gasgas y Ferran tenía el reto de hacer trialeras con la moto de enduro, así que las cambiamos para subir a un castillo que hay cerca del pueblo. Fue como hacer el examen de fin de curso, porque seguimos una pista real, con piedras y algún riachuelo. Incluso había una parte para los que van a por nota, porque llegamos a un cruce y Lluís señala hacia donde tenemos que ir, y yo no veo ninguna pista, y me dice “ahora haremos un poco de trial, te tienes que agachar”. Que me quería hacer subir por una trialera llena de perdolos enormes y con vegetación a los lados y montones de ramas en medio!!!! La cosa empezó mal porque de entrada no pude subir la moto para encarar esta trialera, me impuso mucho y me pasó como con la Rieju, no me dio el gas como para subir y me caí (caída nº2). En esta caída sí que me di un golpe en la cadera al caer, pero llevaba el pantalón con protección y solo tengo dos rascadas pequeñitas. Ferran me subió la moto hasta el principio de la trialera y empezamos a subir. Era muy raro porque no podía levantarme mucho debido a las ramas, pero con una posición tan baja era difícil controlar la moto. Iba cagada de miedo, con las gafas empañadas otra vez, que apenas veía por dónde íbamos, pero yo le di gas y la cosa fue subiendo hasta que llegamos al llano donde están las ruinas de un castillo. En ese momento tuve dos pensamientos: 1) qué pedazo de vista!!! 2) dios mío la bajada será durísima!! Y lo fue. A motor apagado, fuimos bajando la trialera agachados, con el culo para atrás y frenando muy poco, pero qué va, esta vez no me escapé de las ramas. Me desvié un pelín del camino y quedé atrapada en una planta que pinchaba xD Me fui al suelo (caída nº3) lenta y dolorosamente con alguna que otra espina en los guantes jiji más adelante, en el segundo intento de bajar, pillé mal una piedra y me volví a caer (caída nº4), esta vez quedándome atrapada la rodilla, pero no fue nada, Lluís me levantó la moto rápido 🙂 Visto el éxito, decidimos bajar sentados, acompañando la moto con los pies, y bajé más tranquila la trialera esa del demonio 😀 Llegados al llano del cruce, la bajada por la pista sí la hicimos de pie, en segunda, muy a gusto. La verdad es que con estas motos, que están hechas para esto, casi ni te enteras de las piedrecitas, es decir, la piedra tiene que ser muy grande para prestarle algo de atención, y se disfruta mucho la naturaleza (qué emoción al cruzar un riachuelo y oír el “shhhhash”).

La vuelta a Barcelona

Tenía toda la intención de volver tranquilamente por la A2 sin complicarme, pero Google decidió cambiar mis planes a medio camino y llevarme por un camino rural y terminar el día haciendo pista xD Lo comento porque el camino es brutal, y me hubiera encantado si no hubieran sido las 9 de la noche!! Lo he marcado en el mapa de la ruta, es el tramo que va de Oliola a Agramunt. Se trata de un camino rural asfaltado la primera parte, pero luego es pista. Tiene buenas vistas (pude ver el atardecer guapísimo) y no hay nadie! !

Conclusiones

Me encatóóóóóóó! Al principio fue muy raro porque son todas de dos tiempos, tienen el tema este del arranque manual, y la posición de conducción no tiene nada que ver. Aprendí a ir de pie (y aguantar) en la moto, y a cambiar de marcha también estando de pie, es decir, apoyándome solo en una estribera. Brutal! Además de eso, perdí un poco el miedo a las piedras y me quedó claro lo de “ante la duda, gas”. Tengo una rascada que lo demuestra 😛 Lo cierto es que me dan ganas de repetir, y aprender más, no solo a nivel de experiencias, sino también a nivel técnico, me pica la curiosidad cómo funcionan esas motos, pero esto ya oto día 😀 Recomiendo totalmente hacer un curso de offroad o engañar a algún colega que tenga moto de offroad para probarlo y ver otra cara del motociclismo, porque te das cuenta de que no sabes nada, tienes que aprender todo de nuevo y eso, a parte de ser bueno en la vida en general, te hace ser más consciente de lo que tienes entre manos cuando sales a la carretera.

 

 Santa Maria de Meià
 Kms 336 kms
 Tiempo 3h para ir y 3 para volver
Dificultad Dificultad baja, excepto un trozo de pista y un tramo donde hay mucha niebla (en la crónica lo explico)
 Puntos La carretera de subida entre Igualada y Artesa de Segre permite disfrutar mucho del paisaje. Hay unas vistas increíbles desde Tórrec, especialmente de bajada.
 Archivos Descarga el archivo gpx

 

5 Comentarios

  1. Gracias por la cronica muy explicada y clara! Creo que tenias un buen dia con muchisimos recuerdos!
    Me gustaria un dia intentar lo que has hecho. Pero, por el momento, no me siento seguro por hacerlo ^^”

  2. Menuda crónica! Joder no me ha llamadoa atención dl trial nunca, siempre he pensado vaya fealdad de motillos. Pero visto lo visto parece bastante curioso :o! Tomo nota lo de engañar a alguien para que me deje probar. Aunque no se si va a colar.
    Muy chula la experienciiia! Y gracias por compartirlaaa! (envidia sana) jijiji

    Me he reído poco con lo de momento dementor jajajajaja brutal en serio xD ahora no quiefo ver la niebla nunca.

    • Hola Sergi! A ver hice un iniiiicio de trial, que Toni Bou no se me enfade jiji yo nada de subirme a cosas con la moto ni escalar paredes verticales xD pero trialeras para arriba me pareció divertido y con esa moto es súper fácil 🙂

    • Sí, algo he oído sobre esas trampas, la gente no tiene nada mejor que hacer… donde fuimos ya estaba explorado por mis amigos, pero hay que tenerlo en mente para próximas veces. Gracias Alex!

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Hacerle 1000kms a la moto en un día – La noia de la moto
  2. Probando el enduro – La noia de la moto

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.