La Helga en la Rider500!

 

 Rider500 (2017)
 Kms  536 kms
 Tiempo 10 horas (con paradas para fichar y una de media hora para comer)
Dificultad Dificultad media-baja
 Puntos Esta no era una ruta para pararse mucho 🙂
 Archivos Descarga el archivo gpx


Hola a tod@s!

Aún estamos de resaca de uno de los eventos más destacados del calendario motero, la Rider1000 (y sus versiones 500 y 300), así que qué mejor momento para escribir la crónica!

Antes de nada, decir que es la primera vez que asisto (hace un año no sabía ni qué era un moto xD) y confieso que no iba nada convencida a pesar de las buenas referencias de amig@s y compañer@s moter@s. Esto se debe a que, cuando hice los 1000kms y los 500kms con la Helga hace un par de meses para preparar la Motovolta, me di cuenta de que es un formato que no me motiva: hacer kms con prisas y pasar tropecientas mil horas en la moto no es lo mío. Sin embargo, tengo que decir que el evento de ayer en general fue muy bien, con sus cosas buenas y sus cosas  mejorables 🙂

Qué es la Rider?

Por si alguien no está familiarizado con el evento, la Rider es un evento motero no competitivo, una ruta masiva que tiene 3 formatos: 1000kms, 500kms y 300kms. Hay que pasar por unos puntos de control que proporciona la organización, pero cada participante puede hacer su propio trazado para ir de uno a otro. Hay unas franjas de tiempo límite para realizar la ruta, y al llegar al final, si se ha pasado por todos los puntos de sellado, te dan un pin y una foto (entre otros regalos). Este año han participado unas 2500 motos y la inscripción cuesta entre 50 y 75 euros.

Antes de la Rider500

La inscripción: Lo difícil de la Rider no es terminarla, es conseguir una plaza!!! Se abrieron las inscripciones el 19 de febrero a las 00:00h y en menos de 24h se inscribieron más de 2000 personas. La Rider1000 fue la primera en llenar el cupo, con 853 inscritos, seguida de la Rider500, con 1419 inscritos y la Rider300, con 228. La inscripción me pilló de vacaciones en Mallorca, sin ordenador, pero por suerte un amigo me hizo la inscripción, sobre las 00:40 de la noche, y me tocó el dorsal 622!!

Preparar la ruta: A algun@s, lo que más les motiva es la preparación de le prueba, el juntarse con los amigos y trazar una ruta increíble. En mi caso tenía pensado hacer la ruta sola porque mis amigos se habían apuntado a la 1000 y mi familia, a la 300. También pensé que iría más rápido, por eso de no esperar a los compañeros  en los puntos de control, y que podría llevar mi ritmo con la 125 sin retrasar a nadie. Este año la organización propuso un trazado y, debido a la falta de tiempo que he tenido este mes en general, me acogí a él. A última hora mi amigo @keromotero cogió una plaza que quedó libre y fuimos juntos siguiendo el recorrido recomendado, con un par de modificaciones mínimas 🙂

Hace poco publiqué una ruta para «preparar la Rider». Ese día mi buen amigo Óscar me quiso llevar a la Mare de Déu del Mont, uno de los puntos de control de la Rider1000 de este año, para que me hiciera una idea de la dureza de la prueba. El día que hicimos esa ruta vimos muchas motos que subían a la cima, apuntaban 4 cosas en el GPS y se bajaban otra vez, reconociendo el terreno para el gran evento. Personalmente no soy partidaria de hacer esta labor, me parece que le resta gracia a la ruta del día señalado. Sin embargo, sí me parece interesante lo que hizo el compañero @dadrider, que participó en la Motovolta 2017, evento de similares características, donde hizo 1000kms alrededor de Catalunya para prepararse a nivel físico y de navegación.

El briefing y las verificaciones administrativas: el día 6 de mayo tuvo lugar el briefing de la ruta, donde explicaron el funcionamiento del evento. Si os digo la verdad, me lo perdí totalmente por trabajo y luego ni me miré el vídeo porque no pensaba que fueran a decir nada interesante…pero sí. La ruta fue ayer sábado y el jueves por la noche me entero de que se supone que el viernes tenía que irme a Manresa a hacer la verificación administrativa, sin la que no podía asistir a la ruta. HOLA?? Entiendo que una gran parte fue mi culpa, pero a quién se le ocurre hacernos ir un VIERNES a MANRESA a buscar eso? Por suerte, como se apuntó el Kero a la ruta, él sí pudo subirse a Manresa y traerse los packs de ruta de los dos, pero por los pelos…  Mi propuesta sería que, en vez de tenerlo allí solo ese viernes (y el día del briefing), el fin de semana anterior, sábado y domingo, tuvieran una carpa o un local o algo abierto donde pudieras recoger la inscripción tranquilamente y organizarte el tiempo, porque me di un buen susto y me era imposible asistir a ninguna de las dos oportunidades para recoger el pack.

El pack de regalos inicial: el pack que nos dieron con la inscripción incluía lo siguiente: una pulsera identificativa (que nos pidieron en algunos puntos de control), unas pegatinas (<3), una braga (debo de tener como 5 o 6 bragas de eventos ya, poco original), una camiseta térmica (el diseño no me convence y no podré usarla hasta el invierno), el pasaporte para los sellos (muy currado!!), la pegatina para la salida y los famosos tirantes reflectantes (a los que voy a dedicar las próximas líneas). Otros años era un brazalete reflectante, y hubiera preferido que este también!! Los tirantes estos, aparte de recordarme a los de una obra (por el color naranjito), me fueron dando latigazos en el cuello casi toda la ruta. Los intenté apretar pero entonces me quedaban muy ceñidos al pecho y era incómodo. Además, si te tenías que quitar la chaqueta por el calor o para ir al baño te tenías que quitar los tirantes antes, y se liaban enseguida, con lo que luego tocaba perder unos segundos recolocándolos. Lo siento pero, a pesar de la indudable utilidad de su función reflectante, son muy incómodos y poco prácticos.

La Rider500

El desayuno: cuando llegamos al pabellón de Manresa, lo primero que hicimos fue ir a desayunar. La inscripción incluía el desayuno: un cruasán y café. Tuve un pequeño momento de indignación porque no bebo café y le pedí al chico si podía ser un té (que normalmente te lo cambian sin problema, y además tenían una caja con las bolsitas) y me dijo que no, que era precio a parte, no sé si 1 o 2 euros o así!! Al final me dieron un vaso de leche… Durante el desayuno me fui encontrando con algunos de vosotr@s, y otr@s que vinisteis a saludar, qué ilusión!! 

La salida: probablemente mi momento preferido del evento! Por orden según la pegatina nos iban distribuyendo y teníamos que esperar un poco a que fueran saliendo los compañeros. Unas chicas me cogieron el pasaporte para ponerle el sello de la salida, y luego me hicieron firmar un papel (no me enteré mucho de lo que ponía, pero me preguntaron si estaba participando voluntariamente….una cosa rara :S) si alguien sabe qué era o para qué era, que me lo explique plis! Después llegó el momento del photocall: un chico me indicó con un palo dónde tenía que poner la rueda de delante y me hicieron la esperada foto 🙂 A continuación, camino al arco, me coloqué en línea de 5 con otras motos que no conocía (Kero salió un poco más tarde), y me entró un poco de canguelo porque la salida se hacía desde una tarima que tenía un poco de bordillo para subir…pero con decisión subí sin problemas. Había un speaker, un señor mayor, que me preguntó si era una chica (¬¬) y nos deseó suerte. Buena idea lo del speaker, pero tenía una acento tan marcado que no entendí mucho de lo que decía xD Cuando salí, hice 20 metros y esperé al Kero a la sombra de un árbol 🙂

La ruta: me gustó mucho que, al contrario de lo que pensábamos, nos encontramos pocas motos por el camino. El peor tramo fue el del Coll de Nargó, donde una moto nos frenó mucho, y se hizo un poco de tapón porque para mí era difícil adelantar en subida, y en la recta el tío le daba gas y se me iba. Fuimos más preocupados de no acercarnos demasiado al de la Ducati en cuestión que no nos dejaba pasar 🙁 ,  que de disfrutar la carretera, pero aun así es un tramo muy chulo.

La parte que peor recuerdo es la que va de Àger a la Torre del Espanyol, que no es precisamente un tramo corto, donde eran todo rectas interminables bajo el sol de justicia del mediodía. Como dato curioso, cogimos una carretera que, por el lado de Aragón se presentaba mal asfaltada, llena de baches (la pasamos toda de pie en la moto) y luego pasaba a Catalunya, donde estaba totalmente lisa y bien asfaltada. No estoy segura de qué conclusión sacar xD Algo parecido nos pasó cuando paramos en una gasolinera del lado aragonés, donde nos paramos cada al surtidor de su lado, y resulta que solo había una manguera, pero contadores por los dos lados…curioso cuanto menos xD

Disfrutamos mucho el tramo del Priorat y Prades, increíble como siempre, se nos hizo corto y además íbamos casi solos! Los últimos 50 kms por autovía fueron duros para mí con la 125 pero supongo que el resto de gente los agradeció 🙂 En general se me quedó una ruta un poco descafeinada por tanto tramo de recta, pero las curvas que hubieron fueron muy chulas. Si ubico los tramos que no me han gustado dentro de la rider1000, los entiendo más como descanso entre curvas, pero para la 500 fueron demasiados llanos por Lleida.

Los puntos de control: en general todos fueron fáciles de encontrar, con espacio para dejar las motos, algo de sombra y personal muy amable 🙂 No obstante, me pareció que los dos últimos tenían muy mala leche: el de Prades, en medio de una curva, y los que sellaban ni siquiera tenían una mesa; en el de la guàrdia, tenías que dejar la moto en una zona de piedras y arenilla que me dio muy mal rollete.

El punto fotográfico: me pareció de lo que peor indicado estaba. Había un cartel que ponía «500 metros» pero ahí había bastante más… Al final íbamos lentos, esperando a ver algo, y creo que los fotógrafos no nos oyeron venir :S fue un poco raro y el punto no me acabó de gustar, pero habrá que ver qué tal las fotos! 🙂 (aunque si la queremos nos tocará sacar 9 euros).

Los otros participantes: con la gran mayoría de motos que nos encontramos no tuvimos ningún problema, dejándoles pasar y viceversa, pero algunos… madre mía, yo no tendría ovarios a adelantar así en curvas con tan poca visibilidad. Tampoco los tendría para ir conduciendo todo el rato invadiendo el carril contrario, o pegando unos frenazos de infarto en cada curva (peligroso en estos eventos porque llevas gente detrás) si luego no dejas que te adelanten… Por supuesto hay de todo, pero por favor no hay que poner a otros en peligro!!

Después de la Rider500

La llegada: no sabía qué esperarme de la llegada, y estuvo bien porque entramos por el arco también (y el correspondiente bordillo xD), donde nos pidieron el pasaporte para el último sello y el speaker nos preguntó si repetiríamos. Aparcamos las motos y nos fuimos directos a recoger el pack, que incluía el pin conmemorativo y la foto del photocall impresa <3

La cena y el fútbol: una cosa que me pareció muy buena idea, fue la de poder cenar en el pabellón después de la ruta. La cena estaba incluida con la inscripción y consistía en una butifarra con judías blancas, una bebida, pan y una pieza de fruta. Bastante completo y bueno para mi gusto, aunque con el cansancio que llevábamos cualquier cosa entraba bien. Personalmente el detalle del fútbol me daba un poco igual, pero creo que fue un acierto poner una pantalla para que la gente pudiera ver el partido que empezaba a las 21.30. Kero se fue poco después de cenar y yo me quedé un poquito más a ver si llegaban los compañeros de las otras riders a la vez que hacía tiempo para que se me cargara el móvil antes de irme. En ese rato coincidí de nuevo con algunos de vosotros y fue genial veros y comentar el evento ^^

Conclusiones

Bueno, fue un día muy intenso, pero a grandes rasgos mis conclusiones son:

  • Sin duda, es una superfiesta de la moto, con una organización brutal.
  • Creo que hubiera estado mejor si yo o el Kero hubiéramos tenido más tiempo para hacer una ruta alternativa.
  • Lo que me llevo es el haber coincidido con amigos y haberle puesto cara a conocidos de las redes.
  • No estoy convencida de los regalos, aunque la pegatina y la foto me encantan.
  • Vale la pena participar para saber lo que es y cada uno que saque sus conclusiones 🙂

La gran pregunta, ¿repetiré el año que viene? Pues no lo sé. Como he dicho al principio, no me acabo de sentir motivada a hacer kilómetros de esta manera, y el reto del aguante físico o de montarse una ruta cojonuda alrededor de los puntos de control tampoco me llama especialmente. Sin embargo, es innegable que hay un ambiente increíble y que ver a los amigos en una atmósfera tan animada fue genial. Por otro lado, a todos nos gusta la foto de recuerdo y sentirnos importantes bajo el arco, formar parte del hall of fame, tener un pin conmemorativo… ese maldito pin, me da ganas de empezar una colección, pero la sola idea de hacer al Rider1000 el año que viene, ahora mismo, me da palo. Será el cansancio… 🙂

Conclusión extra: LA HELGA ES LA MEJOR MOTO DEL MUNDO MUNDIAL <3 se ha portado como una campeona, cuando la he apretado en las rectas y en las curvas va fina como ninguna, responde siempre. Esta ha sido seguramente su última ruta así de larga, pero se va con la cabeza alta y la pegatina de haber conseguido algo increíble.

9 Comentarios

  1. ¡Está fantástica la crónica! Es muy completa y detallada. La verdad es que soy de la misma postura que retratas al principio: no me va lo de hacer kilómetros por hacer kilómetros, no le veo sentido. Tengo otro concepto sobre la moto. No obstante, está bien saber cómo funcionan estas cosas; después de todo no deja de ser una experiencia y siempre se agradece poder leer sobre ello 🙂

  2. Gracias! He leido todo! 😀 Fue une placer como siempre!
    Pero voy a responder en ingles por una vez :p

    Wow, 1,000km in a day, how long did it take to people who made it? If you’ve already spent 10h on the road for 500km…

    Gosh, the organization seems to be kinda huge and tricky to first gettiing registered, then the briefing on the Friday… You’ve to take some holidays to do so proprely.
    Is there any foreigners that have participated or only Spaniards?

    The concept is very interesting. We’ve some events in France like this but not that long (circa 150 or 200km, as far as I know here in the Bourg-en-Bresse area).

    What I felt while reading your article was a bit of mixture of disappointment and joy. And I do understand your questionning about getting back to this event in the future.

    Congrats!

    Y té es la vida hahahahaha :p

    • Thanks for your comment, as always!! ^^ it took longer for me because my bike can only get to 95-100 in fast roads, but I have some friends who did the 1000kms and they did it in about 17 hours.

      The organization is crazy, but I am sure some things can still be improved 🙂

      I thinkthere were also foreigners, as I saw an Italian bike on the road! you should definitely join us next year 🙂

      You felt exactly what I was trying to write! it was a good day but the track wasn’t the best, and it was very hot!

      TÉ FOREVERRR

      • I understand for the length. Coupled with the shape of the roads (twists and potholes), we’re close to a 50km/h speed average, which is nice!

        The feedback is important to give IMHO. I hope your article will be read by the organization crew (maybe send it to them!). That would be helpful!

        Why not after all? If I can leave work for one week (and also be on the starting-blocks to get registered, being awaken at midnight is totally impossible XD ), that would be nice!

        Heat is quite a problem, both for the rider and also for the bike. I’ll deal with it in my next article 😉

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.