Ruta: España 2018 (parte 1)

Hola a tod@s!

Hace ya tres meses que volví de este viaje increíble, ya era hora de sentarse a escribir!

España 2018
 Kms 1755 kms
 Tiempo Ruta hecha en 6 etapas: Barcelona-Madrid, Madrid-Toledo, Toledo-Cuenca, Cuenca-Albarracín, Albarracín-Morella, Morella-Barcelona
Dificultad Lo comento en cada etapa en la crónica
 Puntos Fue una ruta planteada para hacer turismo a la vez que algunas carreteras interesantes.
 Archivos Descarga los archivos gpx 

La preparación del viaje

Este viaje salió un poco improvisadamente a raíz de un asunto familiar por el que tenía que visitar la capital. Lo típico que cuando te lo dicen piensas “y siiiii….voy en moto?” Una vez has pensado eso ya está la sentencia hecha, ya la cuestión es ver hasta qué punto te lías la manta a la cabeza y acabas haciendo tropocientos mil kms, o no xD En mi caso me sirvió para quitarme la espinita de no haber hecho mucho turismo por nuestro país. Aprovechando el puente del 1 de mayo, planteé una ruta directa a Madrid para hacer lo mío y luego dividir la vuelta en 5 etapas para poder visitar todo lo que quería tranquilamente, no pensando solo en la moto.

Con el mapa delante decidí en qué ciudades quería hacer noche e hice las reservas pertinentes. Siendo puente de mayo no me podría arriesgar, y ya había precios altos en muchos lugares. Hice noche en Madrid, Toledo (Bargas), Cuenca, Albarracín y Morella. Con el alojamiento gestionado, tocó ponerse con la ruta. Aquí es donde tuve suerte por partida doble: 1) el fin de semana anterior hubo en Barcelona la feria de turismo B-travel, donde pude dirigirme a los stands de las provincias que iba a visitar y me aconsejaron muy bien sobre qué ver, además de darme mapas y mucha información de primera mano; 2) mi amigo Diego, que es de un pueblo cerca de Toledo, me aconsejó súper bien sobre la zona, y mi amigo Óscar, que había visitado el Bajo Aragón hacía poco, me recomendó unas carreteras muy chulas por allí.

Hechas las reservas y la ruta, a por las maletas! De todo lo que me llevé para el viaje, a parte del traje de lluvia, imprescindible, quería destacar tres cosas:

  • Los tirantes reflectantes que nos dieron en la Rider500 el año pasado: cuando nos los dieron los critiqué mucho y estaban tirados en un cajón…pero tenía claro que quería llevarme algo reflectante para este viaje y me fueron muy muy bien.

  • El crampbuster o control de velocidad de crucero. Una pieza de plástico que se pone en el acelerador para poder conducir con la mano más relajada en viajes largos por vía rápida. Me ayudó mucho en la ida a Madrid. Fui idiota y no lo usé a la vuelta (por eso de ver qué pasa) y ya sabréis que estuve 3 semanas con el codo hecho una mierda.
  • La faja. La llevo siempre cuando salgo de ruta y esta vez era indispensable. Aunque tengáis la suerte de no sufrir de la espalda, creo que es un buen apoyo llevarla si vais a conducir muchas horas.

Quizás la preparación del viaje se merece un vídeo propio o algo… miraré de hacer uno con más detalles!!

Barcelona-Madrid

 Kms 678 kms
 Tiempo 8h incluyendo 3 paradas. Salí a las 6:30 de Barcelona y llegué allí a las 14:30.
Dificultad El adelantamiento constante de camiones que hay que hacer. Algo de viento.
 Puntos A2 (gratuita) hasta Lleida. Entre Lleida y Zaragoza NII (gratuita) y después de Zaragoza vuelta a la A2 (gratuita) hasta Madrid.

No os recomendaría el hostal en el que estuve, ni loca xD pero no había nada más a un precio asequible. Nunca vayáis al Good Morning Madrid Hostel. NUNCA.

 Archivos Barcelona-Madrid Google Maps

Es curioso, recuerdo perfectamente la sensación de que la entrada a Madrid se me hizo larguísima; una especie de Ronda Litoral infinita xD Sin embargo, una vez en Madrid, os podéis imaginar la gracia que me hizo tener que meterme en un barrio de calles estrechas y peatonales de una ciudad que no conozco. Te persigue la sensación de que no deberías estar ahí y de que te caerá una multa jaja Aún así, me gustó el ambiente de Lavapiés. Me recuerda a Gracia 🙂 Aparcada la moto en el parking del dueño del hostal (al igual dejo la moto en la calle) ya no la usé hasta el día siguiente y me moví en metro. No era mi primera vez en Madrid, pero de las 3 que he estado, esta fue al primera que me gustó la ciudad xD no sé si porque la visité más tranquilamente o que, pero me encantó y espero volver pronto para conocerla mejor 🙂

No hizo sol grrr
Me costó de encontrar xD
Chocolatería San Ginés

 

 

 

 

 

 

 

Madrid-Toledo

 Kms 71 kms
 Tiempo 50 minutos
Dificultad Ninguna, autovía.
 Puntos A42 Madrid-Toledo (gratuita)

Por falta de alojamiento asequible en Toledo, dormí en un pueblo muy cerca que se llama Bargas. Recomendaría el Hostal Gran Capitán. Es un poco antiguo, pero el personal es muy amable, y me dejaron guardar la moto en su almacén por la noche. Es barato, tienen servicio de restaurante y Toledo está a solo 15 minutos.

 Archivos Madrid-Toledo Google Maps

El segundo día de viaje fue 100% turismo. Por la mañana di una vuelta por Madrid y comí con unos amigos en la capital, para bajar a Toledo después de comer. Dejé las cosas en el hostal y me fui directa a visitar la ciudad de las tres culturas. Toledo me maravilló. Lo primero que hice fue subir al Mirador del Valle, desde donde hay unas vistas impresionantes. Me encanta como el Tajo abraza la ciudad. Me quedé un buen rato allí, mirando la ciudad, embelesada.

Panorámica
Mirador del Valle

Bajé para pasear un poco por la ciudad. Me costó decidir dónde aparcar la moto a pesar de los consejos que me habían dado en la feria de turismo. El acceso a la ciudad no me invitaba a entrar, fui tonta al pensar que no se podría, luego descubrí que sí, pero terminé dejando la moto en una cuesta, cerca de la entrada. Tras darme una buena vuelta por las callecitas, visitar la catedral y dar una vuelta por el Alcázar, todo increíble, el cuerpo me pedía subir una vez más al mirador antes de que anocheciera.

Panorámica a la puesta de sol

Cuando terminé la visita y volví a por la moto, mis sospechas se confirmaron: la había dejado en demasiada inclinación y no podía levantarla xD me tocó esperar a que bajara algún grupo de personas y pedir ayuda. Finalmente me lancé con un grupo, del cual dos chicos se confesaron moteros, que me ayudaron y fue muy sencillo volver a la carretera gracias a ellos 🙂 Cené pronto en el hostal y me acosté para coger fuerzas para el día siguiente, que pintaba, y fue, muy cañero.

 

 … continuará …

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.